domingo, 9 de julio de 2017

Mi verano-diario I


Hola a tod@s!

Aquí estoy, comenzando el mes de julio, durante el cual estoy a disposición de la CEC, y posteriormente disfrutaré de agosto, mes de vacaciones (que no son 3 o 4 meses, como much@s que no se dedican a la educación predican).

Tras un mes de temperaturas extremas en clase y un curso escolar intenso (como tod@s) pues l@s docentes trabajamos, nos involucramos y amamos nuestra profesión, a quién no le apetece un descanso???

Pues parece que el nuestro es demasiado largo!

Si, es el tema del verano! Me sorprende que no hayan creado una canción del verano dedicada a las vacaciones de l@s docentes!

El periodo escolar vacacional está así establecido. La conciliación familiar es otro tema muy injusto, soy consciente de ello y habrá que establecer medidas.

Pero permitidme que me centre en l@s niñ@s y en su necesidad de vacaciones.

Habéis preguntado a l@s niñ@s sobre su periodo vacacional?
Les apetece?
Sin inglés, fútbol, natación, robótica, sin tareas ni exámenes!!! Una desconexión de sus pequeños cerebros bestial!

Al comienzo de las vacaciones,tras las fantásticas notas, todo genial!
Cuánto nos hemos esforzado, lo que hemos estudiado,no hemos tenido tiempo de jugar, vaya tela, cuantos exámenes, cuántas tareas, esto no es normal...

Pero llegamos al centro comercial de turno y a l@s progenitores se nos ocurre la feliz idea (para no cargar con eso en nuestra conciencia de super padres) de comprar un libro de vacaciones a l@s niñ@s.

Si alguno de los que estáis leyendo este artículo habéis hecho el amago de comprarle un caudernillo de vacaciones, que cara han puesto vuestr@ niñ@s? ( La
de mi hijo ha sido muy expresiva, por lo que he optado por comprarle libros del Capitán Calzoncillos que le encantan).

El verano está para desconectar, jugar, leer (os invito a visitar una librería o hacer soci@s a l@s niñ@s de una biblioteca, existen libros geniales que les encantarán), dibujar, ver pelis en familia, pasear, modelar...liberarse del estrés acumulado durante el curso, que no es poco y lo sabéis.

Dejemos de criminalizar a los docentes por el periodo de vacaciones de 2 meses y dediquemoselo a l@s niñ@s, verdaderos reyes del verano!