jueves, 21 de septiembre de 2017

Cómo hacer más fácil la transición entre tareas.




Tenemos una nueva colaboradora!

En esta ocasión se trata de Carolina Mata, co-fundadora de Inspira, consultorio psicoeducativo de Costa Rica. Podéis seguirla en Facebook: 

¿Cómo hacer las transiciones entre tareas más fácil?

Tomado y adaptado de la revista Down 21 enero 2017.

a) Utilizar un horario ilustrado con imágenes para que aparezca un día más predecible y por tanto le resulte más manejable. Se colocan las imágenes sobre una cartulina, que muestren al niño una secuencia clara de actividades que comprenda y le recuerden el horario en secuencia de izquierda a derecha o arriba abajo.


b) Preparar al niño para el cambio que está próximo, avísale con tiempo, esto es anticipación de la tarea: "dentro de cinco minutos tenemos que ponernos el suéter e ir a recoger a tu hermana". El aviso puede ser visual mediante imágenes, o auditivo en forma de timbre de un despertador. "Cinco minutos" es un concepto abstracto que muchos niños no comprenden por eso la necesidad de un apoyo visual o auditivo.

c) Sé bien claro sobre lo que se espera. Ayúdale a comprender los pasos del proceso. Decir: "Ahora nos vamos a recoger a tu hermana" puede no ser suficiente. Puede necesitar que se le digan los pasos y verlos en una secuencia visual: "Ahora vamos a interrumpir lo que estamos haciendo (esperar hasta que se pare), ponernos el suéter, e ir al carro para recoger a tu hermana".

d) Pese a todas tus preparaciones, puede resultarle duro dejar lo que está haciendo. Déjale que traiga y se lleve consigo algo de esa actividad que hacía para la siguiente, como por ejemplo llevarse uno de los juguetes al carro.

e) A veces, si el niño siente que tiene un papel importante en la actividad siguiente, estará más interesado en parar lo que hacía y pasar a la siguiente. Intenta encontrar algo que le guste hacer. Por ejemplo, quizá le guste  poner los cinturones en el carro. Puede colocar el suyo y el de su hermana, y así sentirá que tiene un papel importante.

f) Los niños realizan los cambios mejor si están tranquilos y alertas. Si el niño con baja auto-regulación responde en exceso o responde poco en ese particular momento, puede que no sea capaz de hacer el cambio por sí mismo. Tendrás que meter un plan extra de algunos pocos minutos en la rutina hasta conseguir que se calme o que se despierte.