martes, 10 de abril de 2018

Atención, percepción y funciones ejecutivas: cómo trabajarlas en el aula

Os voy a mostrar unas actividades para  trabajar la percepción visual, la atención y la función ejecutiva que he realizado con mis alumn@s en el AAI.

Estas actividades van dirigidas a alumnado de 12 y 13 años con dificultades específicas de aprendizaje derivadas de TDAH , Dislexia, Disgrafía y Capacidad Intelectual Leve, pero pueden adaptarse a cualquier niñ@ a partir de 5 años.

Suelo realizarlas durante unos 15 min. tras la realización de otro tipo de actividades, en pequeño grupo (mientras uno la realiza los demás están atentos observando cómo lo hace)

El primer material que he utilizado es un puzzle de la marca Goki, consistente en cuatro cubos de madera en las que se encuentran reflejadas distintas formas de colores.

El puzzle va acompañado de tablas de madera con la imagen de una composición que deberán imitar posicionando los cubos.

Objetivos programados:
  • Incrementar la atención durante la ejecución de la actividad
  • Desarrollar las habilidades visoespaciales, visoperceptivas y visomotoras:
    • lateralidad
    • capacidad percibir figura-fondo
    • percepción orientación de las formas
    • distinción derecha-izquierda, arriba - abajo
  • desarrollar la función ejecutiva a través de su capacidad de planificación
Os dejo un vídeo realizado durante la realización de la actividad:


Si queréis conocer más información sobre este puzzle de Goki, pinchad aquí.

La segunda actividad desarrollada va destinada almismo alumnado y a desarrollar los objetivos anteriores pero incluyendo uno nuevo:
  • Desarrollar la grafomotricidad

Para ello he utilizado un cubo de 2*2 , lápices de colores y una hoja cuadrovía de  recambio Lamela.

La actividad es bastante simple: el alumn@ mueve aleatorimente el cubo y reproduce en la cuadrícula la posición de los colores en el mismo.

Es una actividad que les resulta muy emocionante porque ellos mismos deciden su modelo a representar. Cuando terminan se motivan e intentan hacerse una cara del cubo.

Como habréis comprobado estas actividades son un alternativa a las clásicas fichas o fotocopias (que resultan más caras y repetitivas) al mismo tiempo que son más divertidas y emocionantes.

Espero que os hayan servido de inspiración y si ha sido así, dejadme vuestros comentarios en el blog, que como ya habréis oído muchas veces, se alimenta de ellos.

Gracias!