lunes, 11 de octubre de 2021

TDAH. Orientaciones para una adecuada respuesta educativa en ESO

 


El trastorno por déficit de atención con hiperactividad es un trastorno del neurodesarrollo de carácter neurobiológico originado en la infancia y que afecta a lo largo de la vida, que se caracteriza por la presencia de tres síntomas típicos:

lDéficit de atención.

lImpulsividad.

lHiperactividad motora y/o vocal.

Se identificará como un trastorno cuando estos síntomas o los comportamientos que se deriven se observen con mucha mayor frecuencia e intensidad que en los niños/adolescentes de igual edad e interfieran en la vida cotidiana presentes en dos o más contextos: en casa, la escuela o su entorno en general.

Se debe tener en cuenta que no todos los niños con este trastorno manifiestan los mismos síntomas y con la misma intensidad  (pudiendo presentarse como leve, moderado o grave)

En el Manual de Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), publicado por la American Psychiatric Association en su última versión, que se publicó en Mayo de 2013 , se diferencian tres tipos de presentaciones del TDAH:

lPresentación combinada

lPresentación predominantemente con falta de atención

lPresentación predominantemente hiperactiva/impulsiva

 

ORIENTACIONES PARA UNA RESPUESTA EDUCATIVA AL ADOLESCENTE CON TDAH:


AMBIENTE Y ORGANIZACIÓN DEL AULA

  • El alumno situado cerca del profesorado.
  • Eliminar distracciones visuales o auditivas.
  • Pupitre con los materiales indispensables.
  • Enseñar al alumno a planificar a través de autoinstrucciones.
  • Dar tiempo para ordenar sus cuadernos.
  • Sentado al lado de un compañero (ayudante).
  • Prestarle especial atención, sin que se note mucho.
  • Permitir, a veces, que salga de su sitio o de clase.
  • Explicar con antelación cambios en horarios,tareas...
  • Mantener orden, rutina y normas claras.

 

PRESENTACIÓN DE LAS EXPLICACIONES

  • Utilizar frases cortas y claras.
  • Establecer a menudo contacto visual.
  • Proporcionar antes de la explicación un listado de conceptos “claves”.
  • Resaltar la información importante.
  • Motivarle para que elabore imágenes mentales de los conceptos.
  • Promover la participación activa..
  • Plantear al alumno preguntas frecuentes.
  • Hacer que desempeñe un papel de ayudante.
  • Después de hacer una pregunta, conceder una pausa de por lo menos 5 segundos.
  • Realizar actividades de juego de roles.

 

TÉCNICAS DE ESTUDIO

 

ACTIVIDADES PARA CASA: DEBERES

  • Facilitar guías, esquemas y preguntas, documentales o páginas web.
  • Limitar dentro de lo posible los deberes.
  • Primar la calidad ante la cantidad.
  • Dejar tiempo para que copie los deberes y revisar si lo ha hecho.

AGENDA

  • Es imprescindible para apuntar los deberes y los exámenes.
  • Sería bueno reservar un espacio en la pizarra para anotar fechas de controles, entrega de trabajos y tareas diarias que deben anotarse en la agenda.
  • La familia debe implicarse en el control y supervisión.

RELAJACIÓN

  • La relajación favorece la atención y la concentración, mejora la escucha, la creatividad y aumenta la confianza del alumno en sí mismo. Además, disminuye la ansiedad, los tics y el estrés muscular y mental. Todo ello, obviamente, permite mejorar los aprendizajes.
  • Introducir en la clases algunas actividades de relajación en el grupo aula.
  • Coordinar con los profesores de Educación Física y Música, para que en esas clases se introduzcan actividades de expresión corporal y relajación.

PLANTEAMIENTO DE LAS ACTIVIDADES

  • Simplificar las instrucciones sobre las tareas.
  • Es aconsejable que las orientaciones para realizar los trabajos estuvieran escritas en un folio o bien se anotaran en la pizarra.
  • Combinar actividades estimulantes con otras menos motivadoras.
  • Dejar libertad para escoger entre algunas tareas y temas.
  • Dividir las tareas muy largas en partes.
  • Mantener una actitud comprensiva ante los olvidos.
  • Es conveniente que el profesor se pasee por la clase para comprobar que está haciendo el estudiante y que le suministre retroalimentación sobre su trabajo.
  • Hay que evitar hacer comentarios sobre conductas indicativas de falta de atención hacia las tareas.
  • Para reducir la impulsividad cognitiva exija que repase sus trabajos de forma continua y que controle los fallos.

EVALUACIÓN CONTINUA

  • Controlar y valorar los progresos que realizan por insignificantes que parezcan. Las evaluaciones deben ser más cortas y más frecuentes.
  • La autoevaluación debe ser una constante.
  • Valorar su esfuerzo por aprender tanto como lo aprendido y el éxito no está en el resultado sino en todo el proceso y en los cambios que se producen.
  • Tener en cuenta en su evaluación la adquisición de las competencias básicas.

CANTIDAD Y TIEMPO

  • Calendario de exámenes: dar las fechas, al menos, con una semana de antelación.
  • Si es posible, programar un máximo de 3 exámenes a la semana. No realizar más de un examen de evaluación al día, principalmente si son globales.
  • Respetar el tiempo que el alumno necesita para responder. A veces tardan más.
  • Evaluar en las primeras horas del día.
  • Fragmentar el examen en más sesiones, cuando sea necesario, pues su atención sostenida es muy corta.
  • Ayudarle a controlar el tiempo y que revise lo realizado.

CONTEXTO DE LA EVALUACIÓN

  • Reducir el número de preguntas por hoja (dos por hoja).
  • El profesor procederá a la lectura de los enunciados antes de comenzar el examen.
  • Combinar evaluaciones orales y escritas, si es necesario.
  • Destacar en el enunciado las palabras clave.
  • Suelen tener más facilidad para responder a preguntas cortas o de emparejamiento.
  • Es preferible realizar exámenes cortos y frecuentes.
  • Trabajar, antes de la prueba, con muestras de formato.
  • En caso de comorbilidad con otras dificultades del aprendizaje (escritura, cálculo, etc.) permitir el uso del ordenador o la calculadora.
  • Permitir el uso de cascos o tapones.
  • En los exámenes de desarrollo ir dando las preguntas y los folios de forma paulatina
  • Cuidar el formato, evitando la letra acumulada o pequeña y usar espacios que facilitan la lectura.


SUPERVISIÓN

  • Verificar que el alumno entiende las preguntas.
  • En cualquier momento el alumno puede preguntar.
  • Cuando el alumno tiene dificultad para escribir o es lento escribiendo hay que facilitarle la tarea.
  • Supervisar que han respondido todo antes de que entreguen el examen. .
  • Recordar al alumno que repase el examen.
  • No penalizar los errores ortográficos.
  • Buscar lo que sabe y no los errores.

 

Fuentes:

  • INTERVENCIÓN EDUCATIVA EN EL ALUMNADO CON TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN E HIPERACTIVIDAD EN LA EDUCACIÓN SECUNDARIA. Región de Murcia
  • https://www.fundacionadana.org



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Acentuación de palabras

  Hola a todos/as! Quiero compartir con vosotros un material que he elaborado para ayudar a los alumnos a aprender e interiorizar las norm...

Obtén tu cupón descuento de un 10% con el código APOYOINCLUSION10

Infanity